Zarpé rumbo al enigmático continente un 15 de abril de 1964, justo unos días antes que el Ejército Español me convocara para alistarme con carácter obligatorio ... quién me iba a decir, que 45 años más tarde me arrancaría con este Blog y una vida cargada de anécdotas y experiencias a la espalda!

El corazón dividido ... español en tierras del oeste de Africa, si existe otra vida, repetiré!


Liberia (West Africa)

lunes, 15 de febrero de 2010

El culto al muerto ...

El liberiano como todo africano es muy supersticioso, razón por la cual se aferran a cualquier existencia, tanto espiritual, religiosa o sectaria, con tal de mitigar su miedo e incertidumbre de lo que pueda encontrar acá y en el más allá ... simultáneamente practica y cree en varios mundos paralelos:

- El religioso, para que a su muerte se pueda congratular con Dios para poder ir al cielo.

- El respeto y culto a sus muertos, los cuales creen que siguen vivos e incluso que participan en su vida cotidiana.

- El sectario de tribu, dentro del cual adora e idolatra a seres vivos de su entorno especialmente animales, “mamíferos y salvajes”, creyendo firmemente que se puede transformar en el animal que su secta tribal le obliga ser miembro, garantizándoles así prosperidad y seguridad.


Para ellos, el ir con la Biblia en la mano a su oficio Dominical,o el ponerse la indumentaria masónica o tribal para celebrar sus rituales, lo ven natural … saben que el próximo Domingo en la omilia habitual pedirán perdón a Dios por los actos cometidos durante la semana. Por tradición, el negro africano tiene la creencia que todos los seres dotados de vida poseen un espíritu, el cual al morir vaga libremente y que según al comportamiento de los seres en vida, sus espíritus pueden actuar de una manera positiva o negativa. Para poder dominar el miedo a los espíritus de los difuntos, familiares y amigos recurren al culto, que incluyen rituales, sacrificios, ceremonias de magia tanto para fines benéficos (magia blanca) o maléficos (magia negra). En Liberia como en todo África, a los muertos se les debe veneración y respeto, y los ritos funerarios son muy diversos dependiendo de la etnia y creencias de los clanes. En los poblados del interior de Liberia, donde yo he estado, no disponen de un cementerio común, tanto los entierran en el bosque como los dan sepultura en los lindes del poblado o bien los inhuman alrededor de su vivienda. Pero en Lofa (Guissis) hay costumbre de enterrarlos dentro de la casa o bajo el techo de sus porches, es habitual cuando viajas por las carreteras de Lofa, al paso por los poblados, ver a gente sentada o tumbada encima de las tumbas. Una de las causas de enterrarlos cerca, es para que las fieras (de dos patas ...) no los desentierren para otros menesteres y otra, para que el espíritu del muerto no deambule libremente por lugares desconocidos y su alma quede en el seno de la familia; de esta manera, los familiares piensan que el muerto sigue compartiendo el día a día con ellos, les protege, asesora e inclusive castiga. ¡Creo que voy a pedir a mi familia que me entierren en el Alto de las Veneras ... mi casa!

Si el difunto fue miembro de alguna secta, dependiendo del grado, sus colegas de secta lo enterrarán en un lugar secreto, llegando incluso a ocultar la ubicación a sus familiares más directos.

Casi todos los fallecimientos en Liberia -no Mandingos- tienen una cosa en común, sus funerales son motivo de grandes celebraciones tanto festivas como religiosas. En función de la posición social, política, económica y sectaria del difunto, es lo que tardan en enterrarle: es costumbre mantener el cuerpo sin enterrar hasta que los familiares, amigos, hermanos de tribu o secta lleguen desde sus respectivas zonas de residencia, desde cualquier punto de Africa e inclusive Estados Unidos. Según lo que estimen que tarden en llegar, proceso que puede durar entre siete y treinta días, es el tiempo que la mortuoria aplicará en “formol” al difunto para que aguante sin descomponerse.

Mientras llegan los notificados, el muerto es paseado de poblado en poblado del clan, en los cuales ofrendan a los porteadores del “fiambre” con un gran fiesta, copiosas comidas, abundantes bebidas alcohólicas (en especial “cane juice” orujo extraído de la caña de azúcar, con aprox. 80° de alcohol), con bailes y danzas tribales. Entre acto y acto aprovechan para dedicarse a la búsqueda de pareja, para la práctica del sexo fortuito y prohibido (acostarse con la esposa o el marido de alguien, en cúpulas ilícitas es el objetivo principal).

Cuando todo el mundo ha llegado, comienza el verdadero funeral. Para los africanos en toda esta clase de oficios les es de suma importancia la escenificación teatral del dolor “... desde la distancia se escuchan las lamentaciones de las mujeres, el llanto y el berreo sin parar de las plañideras contratadas, mientras que otro grupo se dan golpes de pecho, rasgan sus vestiduras, con aparente desconsuelo, durante el larguísimo funeral, tanto en la casa, en la calle, en la procesión o durante la ceremonia religiosa". Toda la comitiva va detrás del vehículo que lleva al muerto (en funeraria oficial, en Pick-Up, en camión o a hombros).

Tras el féretro las mujeres pertenecientes a los diferentes grupos religiosos, lloran, cantan y danzan al son de una desafinada banda que toca música criolla con tambores, especial para este acto. y sudorosas de tanto movimiento incontrolado llegan a un punto de éxtasis del cual no llegas a entender si es de pena, de alegría o si es que están ebrias. Van ataviadas con vestimenta de riguroso blanco las pertenecientes a la secta femenina, mientras que las congregantes a los diferentes grupos religiosos van uniformadas, con amplios vestidos de los más diversos colores que les distingue de las diferentes órdenes religiosas a que pertenecen: morados, azules, verdes, amarillos ... etc.

Los hombres de riguroso traje negro y sombrero, o con un traje tradicional africano con bonete bordado. Cuando ves estas comitivas, entierros o desfiles de sectas, no acabas de entender muy bien lo que está sucediendo a tu alrededor, ni entender que es lo que la gente se trae entre manos. ni tienes la seguridad de que sea el país y el lugar que te han dicho que es ... te llegas a preguntar ¿será real ... o estarán rodando una película ...?

Al final del funeral, durante y después del gran banquete fúnebre, todos los miembros de la familia, clan, amigos y visitantes, beben y bailan desenfrenadamente hasta quedar extenuados, entre tanto el jefe de ceremonia hace que dispararen reiteradamente las escopetas de un solo cañón con posta, la intención es, llamar la atención y ahuyentar los malos espíritus al mismo tiempo.

11 comentarios:

  1. Interesante y sorprendente a la vez.
    Todo el relato me permite concluir que la especie humana esta compuesta por formas, tradición y cultura, lo cual indica que la verdad (lo puro) esta en la mentalidad y la educación del entorno. Una abrazada.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrada Willy, la verdad es que nunca he tenido oportunidad de ver uno de esos funerales africanos, por suerte no se murió nadie que conociese mientras vivía en Nigeria, había oído a mis amigos nigerianos hablar de ellos, pero ahora gracias a ti conozco algo más de sus creencias.
    Si tuve la ocasión de asistir a una boda, donde fui invitado de honor y me hicieron incluso dar un pequeño discurso…, la verdad es que lo pase muy bien, encima les regale una nevera, la única del poblado, aunque el padre de ella no le hizo mucha gracia por que al final les regalo el generador, algo muy preciado en esos lugares.
    Por cierto estas perdonado, tomate el tiempo que necesites, pero eso si…., no nos dejes sin tus aventuras, molan mogollón.
    Un abrazo Willy…., besottes para Mamen…

    ResponderEliminar
  3. Impresionante Willy, me he devorado tus palabras. A cada frase más sorpendida.

    Fiesta, llanto, sexo, clasismo... sí que parece más una película de Hollywood que un funeral africano.

    Gracias por transmitirnos tu sabiduria y tu experiencia.

    Hasta la próxima!

    ResponderEliminar
  4. Necesito más historias ... me he sentido parte de ese funeral, de esa fiesta ... recreo olores! Gracias Jefe! Muacc

    ResponderEliminar
  5. Otra buena reflexión Ramón, (…tu no desentonarías en ese Continente…): “… tradición, cultura, aislamiento, mentalidad y adaptación al habita…”, es lo que hace que África y sus pobladores sea una, atrayente y sorprendente incógnita para los occidentales.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tus halagos Nano, por mi parte me alegro que mis comentarios sean estimulo de gratos recuerdos pasados en Nigeria: “… en definitiva un funeral o una boda, entre los habitantes africanos del interior se asemejen en su forma de festejarlo…, aunque por estos “lares” nos sea difícil entenderlos…”
    Créeme que talmente estoy viendo al “invitado de honor dando ese pequeño discurso …”
    Un abrazo Nano…, Mamen agradece tus menciones

    ResponderEliminar
  7. Hola Mar, aunque con retraso aquí estoy de nuevo (sorry…)

    Me alegra que disfrutes de mis comentarios…, tu compañera fue una de las que insistentemente me animaron a que pusiese mis vivencias en “black and White…”, y como colofón ha sido la arquitecta de que me decidiese a colgar algunas de ellas en este “Blog”.

    Un abrazo y hasta pronto

    ResponderEliminar
  8. Jallo Madam Mela...!!!,
    Guatttt…!!! “… plis no puss mi fo mor historiss, Ai nid plenti taim yahhhh…”!!!
    Yu sei itt; “… esa fiesta recreo olores…” . Jau du yu nou dat in di plais esmel laik jell…??? Yesooo…, guattt…, as dei dance mor, dei olso esmel mor an mor…!!!

    I love you

    ResponderEliminar
  9. Esos ritos pueden ser muy interesantes, pero el muerto muerto está y es materia que se corrompe y trae enfermedades a todos los que le rodean. Así que pienso que parte de las epidemias que nos azotan es culpa de esas costumbres que demuestran ignorancia

    ResponderEliminar
  10. Hola Willi conosco a alguien de Nigeria que justamente hoy esta enterrando a su padre el me comento de que tenia que organizar una fiesta muy grande no le crei porque no me imagine que sea real q cuando entierran a alguien en africa hacen una fiesta el me pidioque viajea su pais para formar parte de esta celebracion lo unicoqueno sabia era que habia sexo en estas celebraciones. Graciad por tu relato ahora se que loque el meha dicho era verdad.

    ResponderEliminar